Uno de los grandes exponentes de la cocina navarra

Juan Mari Arzak

Carlos Oyarbide es un sensacional cocinero navarro con un apellido que se ha inscrito con letras de oro en el libro de honor de la gastronomía y la cocina española. Casi no tengo palabras para definir lo que suponen para mí «Los Oyarbide» hablando tan solo con el corazón y en lo más puramente profesional por esa estirpe ejemplar e irrepetible de cocineros y restauradores, tan navarros como universales, de los que se han escrito con absoluto merecimiento páginas inolvidables en el campo de la literatura del paladar.

Hilario Arbelaitz

Carlos Oyarbide es un gran amigo que además forma parte de una de las sagas míticas del mundo de nuestra restauración pública: la familia Oyarbide, que tanto ha dignificado y lo sigue haciendo a la culinaria navarra.

Martín Berasategui

En este caso en particular no puedo ocultar el regustazo que supone hablar sobre un amigo. Además, no puedo negar la admiración que siento por un hombre profesional de la talla de Carlos… siempre dispuesto, con la sonrisa iluminada, con muchas ganas. ¡Mucha casta la de este tipo!

El apellido Oyarbide representa toda una institución de Navarra: José, abuelo de Carlos, fue quien inició todo. La familia se ha ganado con los años su justo reconocimiento internacional. Carlos, sin perder de vista los valores familiares tan importantes como el respeto a la tradición y el producto, ha logrado combinarlos con su fantasía y creatividad.

Alessandro Guerra «Vida de Madrid»

Ha dado de comer a reyes, políticos, empresarios, artistas y, sobre todo, amantes de la buena mesa. Pertenece a una saga familiar de restauradores respetados y admirados en España: los Oyarbide. Dice que la suya es una cocina elegante y sencilla, de raíces navarras, apegada al producto y a la temporada.

Javier Díaz Murillo «El Mundo»

Lo que no ha variado en este cuarto de siglo es que el chef navarro sigue ofreciendo un servicio basado en el mimo, el respeto y amor por el producto, a los que se suman la cercanía y la personalización, ya que es el propio Carlos el que está presente y el que cocina en dichos eventos, siempre con el foco puesto en un público, que sabe lo que quiere y que conoce la trayectoria y el saber hacer del chef navarro.

“Revista Proveedores Hosteltur”

 

El espacio gastronómico de Carlos Oyarbide no es exactamente un restaurante porque lo que sirven no es estrictamente comida, sino también innovación, conocimiento, sentimiento y magia al más alto nivel en el arte de la cocina.

“Revista Hitcooking”